La Alcarria Conquense que comprende un total de 43 municipios y con una superficie total de 249.323, ocupa la parte noroeste de la provincia de Cuenca.

    Es sin duda una de las comarcas más tranquilas y bonitas que podemos encontrar, con ricos vestigios de su pasado histórico, con verdes y bonitos parajes sumergiéndonos en la pura naturaleza. Podemos disfrutar de sus fiestas y tradiciones, de su gastronomía y en general de su acogedora convivencia.

    La Alcarria Conquense no se encuentra al margen del progreso de España, ofreciendo así a sus habitantes óptimos servicios de interés general, tanto públicos (bibliotecas, centros de Internet, centros de mayores, oficinas de turismo, etc.) como privados (hoteles, casas rurales, restaurantes, tiendas, etc.)

Paisaje de la Alcarria Conquense (nuestra zona)
 
Vista panorámica de la ciudad de Huete  

Los principales cursos de agua que circulan entre las mesas o alcarrias y desembocan en el embalse de Buendía, son de N a S: El río Guadiela, el arroyo Merdanchel, el río Guadamejud y el río Mayor. Todos ellos con afluentes que se intercalan también entre las vaguadas de los páramos. En toda esta zona más extensa de la Comarca están entre otros los municipios de: Valdeolivas, Albendea, Villar del Infantado, San Pedro de Palmiches, Villaconejos de Trabaque, Cañaveruelas, Castejón, Canalejas del Arroyo, Buciegas, Cañaveras, Olmeda de la Cuesta, Villaba del Rey, Gascueña, Villanueva de Guadamejud, La Ventosa y Huete.

 

GEOLOGIA

La alcarria conquense, está caracterizada por una profunda erosión sufrida durante el encajamiento de la red hidrográfica actual. Este proceso erosivo que aún prosigue en la actualidad, tiene una gran importancia para comprender la génesis y evolución de los suelos a cuya acción responde la fisonomía paisajística del area.

CLIMA

Las características generales del clima provincial y de la Alcarria, son los propios de la Meseta: Fuerte oscilación térmica con veranos calurosos e inviernos frios y poca pluviosidad .Con máximas en primavera, otoño e invierno, es decir, presentan las características del Clima Mediterráneo Continental .

FAUNA Y FLORA

Naturales y Bonitos paisajes, apacibles y tranquilos parajes, con característica vegetación y fauna. En la flora típica de la Alcarria Conquense podemos observar encinas, olivos, romero, espliego, Boj y esparto entre otros. Animales característicos de su fauna son el águila perdicera, la perdiz común, la rana común, el lagarto ocelado y el zorro.

Paisaje alcarreño

Paraje y Monasterio de Uclés

 
 

Cooperativa de Valdeolivas

 

 

Fábrica de quesos Opta

 

SECTOR LABORAL:

Desde tiempos pretéritos el sector primario ha sido la base de la economía alcarreña. La especial configuración de la zona en torno a valles y suaves colinas favorece la dualidad agricultura-ganadería, si bien con un mayor peso de la primera, que define a la zona aún hoy, siendo la práctica de la agricultura de secano la más extendida debido a la configuración climática de la comarca.

En cuanto al sector secundario, e n la Alcarria Conquense existen un total de 77 empresas industriales, generalmente de pequeño tamaño. Estas empresas ocupan un total de 377 personas. La mayoría pertenecen a la rama de la industria agroalimentaria (40 empresas), le sigue en importancia la industria de transformados metálicos (17),madera y mueble (8), etc.

Existe una cierta concentración de la actividad en los núcleos de mayor población, especialmente en Huete.

El sector de servicios es quizá el sector más importante en la comarca después del primario tanto por el número de empresas o establecimientos como por el número de trabajadores. Ello, no quiere decir, sin embargo, que nos encontremos ante un sector terciario fuerte y desarrollado.

Cuantitativamente, tanto por el número de establecimientos como por el número de trabajadores, hay un predominio de los servicios destinados a la venta. El número de establecimientos de este último tipo es de 441, y el número de trabajadores es de 646 personas.

 
 

PATRIMONIO CULTURAL ALCARREÑO

El patrimonio alcarreño comprende tanto las obras materiales como las no materiales: Lugares, conjuntos y monumentos históricos, literatura, obras de arte, archivos y bibliotecas, manifestaciones verbales, ritos, creencias, canciones y bailes.

El patrimonio histórico-artístico y los museos más relevantes se encuentran en la ciudad de Huete. Para ver más enlaza con nuestra página explicativa de Huete.

Muy cerca de Cañaveruelas, a orilla del embalse, se encuentran las ruinas de la antigua ciudad hispanorromana de Ercávica y un necrópolis medieval. Situada en el llamado Castro de Santaver, donde se ha encontrado restos de viviendas, un conjunto termal y estatuas, monedas, cerámicas.....que se pueden admirar en el Museo Provincial de Cuenca. Fue una importante ciudad que llegó a emitir moneda en los tiempos de Augusto, Tiberio y Calígula. Sus ciudadanos disfrutaban del derecho latino viejo, que es lo mismo que ser ciudadanos romanos de pleno derecho.

La apicultura es una labor emblemática de la Alcarria, mediante el trabajo con abejas se desarrollan productos como la miel, el polen, la cera, propóleos, el veneno de abeja o jalea real.

En cuanto a artesanía, la Alcarria tiene una rica y peculiar producción de cestería (utilizando materiales como mi mimbre, el esparto o la anea, y técnicas como el espiral, entretejido o trenzado); alfarería (aunque casi extinguida por la industrialización).

Iglesia de Santo Domingo en Huete

Museo de Arte Contemporáneo Florencio de la Fuente

 
 
 

GASTRONOMÍA

La gastronomía de esta parte de la Alcarria es bastante variada. Evidentemente, y como en cualquier otra gastronomía, las bases son ingredientes autóctonos: carne de cordero, caza, miel y, por supuesto, aderezado con buen vino de cueva que aún hoy y sin fines comerciales se sigue criando en cualquiera de los pueblos de la geografía alcarreña. A estos ingredientes hay que añadir un aceite de oliva también autóctono y que da ese toque diferente y exclusivo a platos idénticos en apariencia a las de otras zonas rurales.

Del rico patrimonio gastronómico, merece destacarse, evidentemente, la caldereta de cordero aderezado con almendras y brandy; el “cuchifrito” de Huete, con sus distintas versiones: pollo, cerdo. También alcarreño y típico de Semana Santa, el guisado de huevos, a base de éstos, bacalao y, en algunos casos alcachofas. Y por supuesto, en una comarca de pastoreo por excelencia y considerables recursos cinegéticos (caza menor) hay que añadir platos tradicionales conquenses como los zarajos y el morteruelo y sobre todo nuestras características y sabrosas gachas, realizadas con harina de almortas acompañadas después con buenísima panceta.

 
 

 

   
 
InfoRural Inmobiliaria © 2006 • C/ Mayor 26 • 16500 Huete (Cuenca)